Sufres tu de Insomnio

insomnio-500x334

El insomnio es un trastorno del sueño, que se caracteriza por la dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormido o no tener un sueño reparador durante al menos un mes.

Los trastornos del sueño son una serie de alteraciones relacionadas con el proceso de dormir. Existiendo tanto en las etapas de inicio, de mantenimiento, como durante el ciclo sueño-vigilia, tal como en el insomnio.

Existen dos tipos principales de sueño: Sueño de movimientos oculares rápidos (REM por sus siglas en inglés) o paradójico, y el No REM, los cuales se ven afectado debido al insomnio.

El sueño es la acción de dormir. Es un estadio fisiológico recurrente de reposo del organismo, que se caracteriza por una inacción relativa, con ausencia de movimiento voluntarios y aumento del umbral de respuesta a estímulos externos, fácilmente reversible.

El sueño es un proceso activo del cerebro, que está controlado con distintos neurotransmisores. Presente durante toda la vida del sujeto pero con características distintas a los largo de la vida.

Es una actividad esencial para la supervivencia del organismo. Cumple con la función de descanso y con una finalidad restauradora y homeostática, el almacenamiento de energía celular y de procesos de memoria, así como de la termorregulación.

El insomnio primario se refiere al que no es causado por ninguna afección mental o física conocida.

Este padecimiento es provocado por muchos factores diferentes, entre los cuales los más comunes son:

  1. Edad.- Se considera a la edad principalmente en las últimas décadas de la vida, como un factor de riesgo para padecer algún tipo de trastorno del sueño.
  2. Sexo.- La mayoría de los estudios epidemiológicos coinciden que ser del sexo femenino es un factor de riesgo para padecer algún tipo de trastorno del sueño, pues su prevalencia ha sido mayor.
  3. Factores socioeconómicos.- Circunstancias adversas en la vida, como por ejemplo, estrés, ansiedad, problemas personales, económicos, etc. en la mayoría de las veces son causa de trastornos del sueño principalmente de insomnio primario.
  4. Estado civil.- Se ha visto que en las personas que se encuentran divorciados, separadas o viudas, la frecuencia de trastornos del sueño es mayor.
  5. Uso y/o abuso de sustancias.- Es frecuente detectar algún tipo trastorno del sueño en personas que suelen tener consumo de sustancias con algún efecto estimulante o somnífero principalmente; como el alcohol y el café.
  6. Enfermedades médicas.- Muchas enfermedades en sus diferentes etapas de evolución suelen cursar con algún tipo de trastornos del sueño como por ejemplo insomnio hipersomnio.
  7. Enfermedades psiquiátricas.- Los trastornos psiquiátricos en su mayoría cursan con trastornos del sueño.

El insomnio secundario es causado por una afección médica.

La depresión es una de sus causas más frecuentes.

A menudo, el insomnio es el síntoma que lleva a las personas con depresión a buscar ayuda médica.

Algunas de las manifestaciones que permiten sospechar de insomnio son:

  1. Dificultad para quedarse dormido en la mayoría de las noches
  2. Sentirse cansado o quedarse dormido durante el día
  3. No sentirse renovado al despertar
  4. Despertar varias veces durante el sueño

Las personas que sufren de insomnio primario tienden a mantenerse pensando en dormir lo suficiente. Cuanto más tratan de dormir, mayor es la sensación de frustración y angustia, y más difícil se torna conciliar el sueño.

El diagnóstico del insomnio es generalmente clínico y en ocasiones por exclusión

El médico llevará a cabo un examen físico y hará preguntas acerca de los medicamentos actuales, el consumo de drogas y la historia clínica.

El diagnóstico debe sustentarse en una historia clínica completa, que incluya la historia de los hábitos de sueño, apoyada por un registro de sueño realizado por el paciente y/o por la información de la pareja o familiar.

Se sugieren los siguientes pasos:

  • Diario de sueño con la valoración inicial del problema y de la efectividad del tratamiento
  • Registro de las consecuencias en la calidad de vida del paciente
  • Considerar a la depresión como unos de los posibles factores etiológicos.

Generalmente, estos son los únicos métodos necesarios para diagnosticar el insomnio.

La polisomnografía, un estudio del sueño durante la noche, puede ayudar a descartar otros tipos de trastornos del sueño (como apnea del sueño).

Los siguientes consejos pueden ayudar a mejorar el sueño, lo que se denomina higiene del sueño:

  1. Evitar la cafeína, el alcohol o la nicotina antes de ir a la cama
  2. No tomar siestas durante el día
  3. Comer a horas regulares cada día (evitar comer mucho cerca de la hora de acostarse)
  4. Hacer ejercicio al menos dos horas antes de ir a la cama
  5. Acostarse a la misma hora cada noche
  6. Mantener condiciones cómodas para dormir
  7. Eliminar la ansiedad que se presenta cuando se trata de conciliar el sueño, a menudo motivándose a sí mismo que lo logrará y distrayéndose
  8. Utilizar la cama sólo para dormir y para el sexo
  9. Haz algo relajante antes de irse a dormir (como leer o tomar un baño) para no hacer hincapié en asuntos preocupantes.
  10. Ver televisión o usar una computadora puede ser estimulante para algunas personas e interferir con su capacidad para conciliar el sueño.
  11. Si no logra conciliar el sueño al cabo de 30 minutos, levántese y camine hasta otro cuarto.
  12. Ocúpese en una actividad tranquila hasta que le dé sueño.
  13. Un método para evitar que las preocupaciones lo mantengan despierto es llevar un diario antes de acostarse. Haga la lista de todos los problemas que le preocupan. Por medio de este método, usted traslada sus preocupaciones desde su pensamiento al papel. Esto deja a su mente más calmada y más lista para dormir.

Si usted sigue estas recomendaciones y aún tiene insomnio, el médico puede recetar medicamentos como las benzodiazepinas.

Debes ser capaz de dormir si practica una buena higiene del sueño. Consulte con un médico si presenta insomnio crónico que no mejora.

Es importante recordar que su salud no está en riesgo si no duerme de 6 a 8 horas diarias.

Los requerimientos de sueño son diferentes entre las diversas personas.

Algunos tienen suficiente con 4 horas de sueño cada noche, mientras que otros tienen éxito sólo si duermen de 10 a 11 horas.

Los requerimientos de sueño también cambian con la edad. Escuche las señales de sueño del cuerpo y no trate de dormir más ni menos de lo que es renovador para usted.

La complicación más común es la somnolencia durante el día, aunque existe alguna evidencia de que la falta de sueño puede también disminuir la capacidad del sistema inmunitario para combatir las infecciones.

La privación del sueño también es una causa común de accidentes automovilísticos; por lo tanto si usted está conduciendo y siente sueño, tome un descanso.

Consulte con el médico si el insomnio crónico se ha convertido en un problema.

Harvard Health Publications

FAN PAGE: https://www.facebook.com/etiquetacaribe/

Publicado en  http://www.etiquetacaribe.com.ve/   en:  Salud

Dale  ME GUSTA  a Nuestra página en FACEBOOK y Síguenos en  @etiquetacaribe